ALCALALÍ

Pequeño y atractivo municipio rural de 1.433 habitantes situado en la Vall de Pop, junto al cauce del río Xaló. Su término municipal es de poco más de 14 kilómetros cuadrados y se sitúa entre los montes Seguili, Carrascal, Rates y Aixa.

De su entorno urbano destaca la torre medieval del siglo XV, desde donde se ofrece una vista inmejorable de la Vall de Pop y que se levanta como última muestra de lo que fue el palacio de los barones Roís de Liori.

También se puede visitar su iglesia de finales del siglo XVIII, en cuyo interior se encuentra el museo parroquial y la ermita de Sant Joan en la Mosquera.

Para conocer el pasado y el carácter agrícola de Alcalalí es recomendable la visita al museo etnológico. En él se pueden ver los utensilios y procesos relacionados con la recolección, transformación y explotación de la aceituna y la vid.

Uno de los mayores atractivos es el entorno natural del pueblo y las posibilidades que ofrece tanto para la práctica del senderismo como de la bicicleta de montaña. Así, Alcalalí forma parte de la Ruta de piedra y agua que sigue el curso del río desde Benissa a Benigembla.

Las fiestas patronales se celebran la tercera semana de julio, en honor al Santísimo Cristo de la Salud.

En el capítulo gastronómico, al igual que en sus vecinos de la Vall de Pop, en Alcalalí pueden degustarse el “espencat”, las cocas, el arroz con caracoles, la “borreta de melva” o el puchero. Esta zona cuenta también con diferentes tipos de embutidos de elaboración propia así como dulces de tradición árabe que toman como base los productos agrícolas y naturales: almendras, miel o naranja, sobre todo. Todos los años, en el mes de marzo se celebra la Feria del Embutido, en la que los vecinos ofrecen los productos más típicos de la zona.

Nota: vinculada a Alcalalí se encuentra La Llosa de Camacho, pedanía de ésta hasta 1996, fecha en la que pasó a ser Entidad de Ámbito Territorial Inferior al Municipio (EATIM).

MAPA ALCALALI