BENIARBEIG

Perteneciente a la subcomarca de La Rectoria, esta localidad de casi 2.000 habitantes de origen musulmán se encuentra muy cerca de la falda de la sierra de Segària y la atraviesa el río Girona. Tanto su paisaje como su base económica son agrícolas, con lo que su entorno está formado por campos de naranjos y huerta. De esta manera, aunque esté cerca de otras poblaciones más grandes o de la autovía y la carretera nacional, su personalidad sigue siendo la de los pueblos tradicionales de la Marina Alta y se respira un ambiente de calma y naturaleza.

De su casco urbano destaca el arco de piedra que se derrumbó en la riada de 2007 y el nuevo puente que la sustituye desde entonces, así como su iglesia renacentista del siglo XVII.

La gastronomía local no difiere de la de sus vecinos de la cercana Rectoria. Se puede probar el “arròs amb fesols i naps”, el “mullador” o la escalivada, realizada con hortalizas de cultivo propio.

Sus fiestas patronales se celebran la última semana de agosto en honor de San Roque.

BENIARBEIG