BENISSA

Benissa es uno de los grandes municipios de la Marina Alta. Se sitúa en la Vall de Pop y cuenta con cerca de 14.000 habitantes.

Su término municipal también es de los más extensos, va desde el mar (4 kilómetros de costa, entre los que se encuentran atractivas playas y calas como la de La Fustera o el puerto deportivo de Les Basetes) hasta las zonas montañosas del interior, donde se encuentran la Sierra de Oltà, la Malla Verda y la más importante, la Serra de Bèrnia, que alcanza los 1.200 de altitud y es la frontera natural entre la Marina Alta y la Marina Baixa. Precisamente el paso entre las dos Marinas a través del Forat de Bèrnia es uno de los hitos naturales de la comarca.

En Benissa reside uno de los escritores más importantes del panorama literario valenciano: Bernat Capó. Puedes su opinión sobre la Marina Alta y su pueblo pinchando aquí.

Tiene origen árabe, aunque los primeros vestigios de asentamientos son muy anteriores. En la partida de Pinos se han hallado pinturas rupestres así como diferentes utensilios de época romana. Durante los siglos XV y XVI formó parte del señorío del caballero Roger de Lauria.

El casco urbano de Benissa también es de los más ricos de la Marina Alta, como atestigua no solo el trazado de sus calles, sino la cantidad de elementos visitables y en perfecto estado de conservación. Vale la pena señalar el esfuerzo de catalogación y señalización de estos edificios.

Algunos ejemplos son: la iglesia de la Purísima Concepción, popularmente conocida como “La Catedral de la Marina”; la Plaza de la Iglesia Vieja que albergaba una fortaleza del siglo XIV y, después de su destrucción en los años 50 del siglo XX, hoy es un espacio de encuentro cívico; los palacetes y casas solariegas del siglo XVIII y XIX, entre las que destacan la Casa Abargues o la Casa de Juan Vives; el edificio de La Lonja, datado en el siglo XVI o el Convento de los Padres Franciscanos del siglo XVII, en cuya fachada se pueden apreciar elementos defensivos.

Fuera del núcleo urbano de Benissa, se puede hacer tanto turismo de playas y calas como de montaña, o seguir algunas de las rutas de senderismo como la Ruta de las Ermitas en la que se encuentran las ermitas de Pinos, Benimarco, Santa Ana, Pedra Mala, Lleus o Benimarraig.

En cuanto a la gastronomía, es variada y asume productos de mar y montaña. Señalamos el puchero de pulpo, el guiso de matanza, el “all i pebre” de rape, la coca de maíz con bacalao, la “borreta de melva” o las cocas con embutido de Benissa.

Benissa celebra sus Moros y Cristianos la última semana de junio. Sus fiestas patronales son las de la Puríssima Xiqueta, y se celebran en abril.

BENISSA E