CALP

Es uno de los municipios turísticos principales de la Marina Alta. De hecho, el Parque Natural del Peñón de Ifach, un promontorio de más de 300 metros de alto que domina su costa, es uno de los símbolos más reconocibles de la marca Costa Blanca. A los pies del Peñón se encuentra el menos conocido Parque de las Salinas, donde se extraía la sal en época romana.

Calp ha experimentado una fuerte transformación desde una economía agrícola y pescadora hasta que, a partir de la consolidación en los años 60, la industria del turismo copó todo el protagonismo. Como antecedente curioso, uno de los pioneros en veranear en Calp fue Ernest Heminway en la década de los 30.

La prueba de este cambio es que de sus cerca de 30.000 habitantes, más del 60% son de origen extranjero, lo que marca hasta qué punto se ha convertido en un foco de atracción internacional. Sin embargo, Calp no se ha visto privada de su sabor marinero. Así, su lonja y su flota pesquera siguen trabajando y surtiendo de pescado y marisco fresco del Mediterráneo a restaurantes y mercados.

Cuenta con 13 kilómetros de litoral en los que se consignan hasta 14 excelentes calas y playas que combinan la roca y la arena. Su perfil litoral combina los momentos de playas a ras de agua con grandes acantilados y miradores. Además, dispone de 5 clubes náuticos o puertos deportivos, que en total ofrecen más de 1.200 amarres. Todos ofrecen diferentes actividades de recreo náutico.

En el interior, se puede realizar la ruta de la Sierra de Oltà hasta la cumbre, a 586 metros de altura.

Calp también ha cuidado los espacios abiertos de recreo. Cuenta con 5 parques a los que se puede acudir para descansar, comer, jugar con los niños o pasear a las mascotas. Son los parques de L’Enginent, La Vallesa, La Cometa, La Empedrola y Llombers.

En el casco urbano, son visitables Los Baños de la Reina, la ermita de San Juan o el museo etnológico “Casa Cocó”.

Su gastronomía se basa en el pescado de su propia lonja (rape, caballa, pulpo, sardina…). Hay que probar el “arròs del senyoret” y la “llauna de Calp” (un guiso de diferentes pescados).

Las fiestas en Calp se reparten prácticamente durante todo el año. A las tradicionales de la Marina Alta, como son las Fallas o Moros y Cristianos, se suman otras de importación como la Oktoberfest.

CALP