EL VERGER

Tiene alrededor de 5.000 habitantes (de los que el 21% son de origen extranjero) y se encuentra cerca de la costa, al noreste de la Marina Alta. De hecho, ésta es la zona del delta del río Girona, lo que convierte sus tierras en un lugar excelente para el cultivo de naranjos y hortalizas.

Los otros dos impulsos de su economía son el turismo (sobre todo en cuanto a motor de desarrollo urbanístico) y las industrias alimentarias.

Se trata de una población que tiene, además de los del paisaje, importantes atractivos dentro de su casco urbano. De este modo, se puede visitar la Torre del palacio del Duque de Medinaceli, construida entre los S.XIII y reformada en el S.XVI. También, la Torre bajomedieval de Blanc de Morell o de Cremadella o una antigua estación de tren del siglo XIX en la que paraba el viejo enlace de transporte animal entre Carcaixent y Gandía.

Además, son muy interesantes los restos arqueológicos de la Casa del Trapig, un molino de azúcar del S.XVI donde se transformaba la caña de azúcar para fabricar diversos derivados. Por el tamaño del molino y por los elementos que se han encontrado en su interior debía de tratarse de la fábrica de estas características más importantes de la Marina Alta.

La gastronomía de El Verger es muy parecida a la del resto de pueblos limítrofes de la Marina Alta: diferentes tipos de arroces, salazones, cocas o el puchero están entre los platos fáciles de encontrar y que vale la pena probar.

Sus fiestas patronales se celebran a partir del 9 de agosto en honor de San Roque y la Virgen del Rosario.

EL VERGER