GATA DE GORGOS

Cuenta con algo más de 6.200 habitantes y es conocida por ser la capital de la artesanía de la Marina Alta.

En época musulmana pertenecía a la taifa de Dénia, hasta que el rey Jaume I la cede en forma de señorío. Actualmente conserva en su trama urbana el atractivo de un pueblo de tamaño medio que se sitúa a medio camino entre la franja litoral y los municipios de interior. Se encuentra enclavado en la zona fértil del delta del Gorgos y su imagen más característica es la de los centros de producción y venta de artesanía (mimbre sobre todo) a ambos lados de la carretera general, que ejerce de eje de Gata junto con el cauce del río Gorgos, que a su paso por la localidad ya no lleva agua durante gran parte del año. La localidad sigue teniendo, además, un importante y rico patrimonio rural. El cultivo principal es de los viñedos de moscatel, almendros, olivos y el cítrico.

En cuanto a monumentos visitables, cabe señalar la iglesia de San Miguel Arcángel y la Ermita del Calvario.

Fuera del casco urbano, vale la pena acercarse a los parajes de L’Olivereta del Moro, Oliveres dels Cauvelles, Garrofera de l’Era de Cirera, L’Oivera Milenària de les Valls y la Font de la Mata.

En su gastronomía encontramos el moscatel y sus derivados (pasas o mistela), así como recetas que se nutren de la propia tradición rural de Gata de Gorgos, como la coca de tomate y pimiento, el puchero o el “espencat”.

Gata de Gorgos celebra las fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo del Calvario el 6 de agosto. También es relevante la cabalgata de Reyes el 5 de enero.

GATA