LLÍBER

Situado en la Vall de Pop, este municipio perteneció a la familia del escritor Joanot Martorell en el siglo XV, hasta que fue vendido a sus acreedores.

Así, Llíber puede presumir de ser uno de los lugares de la Marina Alta con raíces más literarias.

Actualmente Llíber tiene poco más de 1.000 habitantes y es un enclave rural cuya economía se basa en el turismo, los servicios y la elaboración y venta de productos artesanales en los que pervive la tradición y la manera de hacer tradicional de la Vall de Pop.

Como enclave visitable destaca la Fuente de Aixa, una antigua balsa de piedra que recoge las aguas que bajan desde la Sierra del Castillo de Aixa. Asimismo, Llíber forma parte de la Ruta dels riuraus; una importante iniciativa por la puesta en valor de estas construcciones en toda la Marina Alta. En este caso hay dos núcleos de riu-raus, los que se encuentran en la partida de Els Cairons y los que se ubican en la falda de la montaña de Llíber.

Dentro del casco urbano se pueden visitar la Iglesias de San Cosme y la de San Damián. También es recomendable hacer la subida al Calvario, desde el que se tiene una inmejorable perspectiva de la Vall de Pop. Además este paisaje cambia con las estaciones según el estado de la vid y de los campos.

De su gastronomía son reseñables las cocas con “mullador”, las empanadillas de boniato, el embutido (longaniza, morcilla, salchicha, sobrasada) y el “berenaret de pasqua”: un guiso con habas, patatas, cebolla y huevo. También, como en toda la Vall de Pop, el vino y la mistela.

Las fiestas patronales de Llíber se celebran en la segunda quincena de agosto.

LLIBER