ONDARA

Con aproximadamente 7.000 habitantes, Ondara está situada en un punto intermedio entre la costa (a 4 km del mar) y el interior de la Marina Alta; es la puerta a la subcomarca de La Rectoria y a la Serra de Segària.

La importancia de Ondara como asentamiento se remonta a la época íbera y romana, como atestiguan los numerosos restos arqueológicos encontrados en las partidas de Pla de la Font, Pujades y Vinyals.

En su castillo, de origen musulmán, está documentada la presencia de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, durante el siglo XI en la campaña contra Dénia.

La economía de Ondara se basa en la producción agrícola, turismo, servicios y comercio. Así, su industria local de artesanía en mimbre y paja es de las más relevantes de la Marina Alta. Cabe destacar que junto a Ondara se encuentra el único centro comercial de la comarca.

También se conoce a Ondara por albergar la única plaza de toros de la Marina Alta, la conocida como “Joya Levantina”. Además, en su casco urbano se pueden visitar la Torre del Reloj, la única que queda de las que formaban el antiguo castillo, el convento del siglo XVII, la iglesia parroquial o el azud, una presa de origen musulmana que se ha convertido en zona de recreo. También es relevante el parque público de Segària, un parque de casi 100.000 metros cuadrados.

Del resto de su entramado urbano, Ondara destaca por ser una localidad cuya fisonomía se ha renovado en los últimos años, ofreciendo así servicios e infraestructuras de calidad.

Su gastronomía es similar a la de los pueblos vecinos y también recoge recetas y productos clásicos de la Marina Alta como el puchero con pelotas o los arroces: paellas, arroz al horno o el “arròs amb fesols i naps”.

Sus fiestas patronales se celebran el segundo fin de semana de julio en honor a Sant Jaume.

ONDARA