TORMOS

Es el más pequeño de la histórica subcomarca de la La Rectoria; tiene menos de 400 habitantes censados. Se encuentra a los pies de la sierra del Recingle, junto a las del Cabal y el Migdia. Desde aquí se tiene una vista magnífica del valle y el Montgó hasta el mar Mediterráneo.

Tormos es de los pueblos de la Marina Alta que a pesar de las hondas transformaciones de los últimos años siguen viviendo del cultivo de frutales, actividad que se combina con pequeñas fábricas de bolsos y sombreros. Eso lo convierte en un destino perfecto para quienes buscan una experiencia turística tranquila y auténtica.

Vale la pena visitar el paraje de Els Poets, en la sierra del Recingle o recorrer la ruta de senderismo de la Vall d’Ebo, que une Tormos con este enclave de la Marina Alta; y dentro del casco urbano, la antigua almazara donde se prensaba la aceituna y la vid para hacer aceite y vino.

La gastronomía de Tormos recoge varias recetas tradicionales de la Marina Alta y de La Rectoria, como “l’arròs amb fesols i naps”.

Sus fiestas patronales se celebran la primera semana de septiembre en honor de San Luis Beltrán.

TORMOS